contenido premium

"Quiero ser la tenista número uno del mundo": María Camila Osorio

María Camila Osorio Serrano, cucuteña de 16 años, es una de las tenistas colombianas de mayor proyección, pues acaba de ser semifinalista del US Open de tenis Junior, su mejor figuración en un Grand Slam.

El éxito de Maria Camila no es, ni mucho menos, fruto de la casualidad. Juega al tenis desde los seis años y desde los doce decidió dedicarse a él de lleno, por eso tuvo que dejar el colegio y empezar a estudiar de manera virtual.

Por las venas y las arterias de María Camila circula sangre deportiva. Su abuelo, Rolando Serrano, fue uno de los 22 jugadores que disputó con Colombia el Mundial de fútbol de Chile en 1962. Su papá estuvo en las divisiones inferiores del Cúcuta Deportivo. Su mamá, Adriana Serrano, fue jugadora de la Selección Colombia de baloncesto y su hermano, Sebastián, es jugador de Alianza Petrolera.

El apoyo de su familia, que entiende lo complicado de dedicarse al deporte de alto rendimiento, ha sido fundamental para María Camila, quien tiene en su haber dos títulos mundiales junior y el puesto 6 del Ránking Juvenil de la ITF.

La joven, que en abril debutó en el circuito como profesional y pronto espera codearse con las mejores del mundo, abrió sus puertas a El País, entre sonrisas fáciles, de esas que denotan nerviosismo.

¿Cómo vivió su gran participación en el US Open Junior, donde fue semifinalista?
Me puso muy contenta porque fue mi mejor participación en un Grand Slam. Sentí que pude hacer más porque el partido de semifinales lo jugué muy bien, pero al final lo ganó Clara Burel y lo hizo bien.

¿Alguna vez intentó practicar un deporte distinto al tenis?
Recién empecé, a mis seis años, quise practicar patinaje, pero cuando fui con mi papá a un patinódromo cerca a las canchas donde entrenaba, me tocó ver cómo una de las niñas se raspaba terriblemente. Ahí se me acabó el sueño de ser patinadora (risas).

¿Y cuándo definió que el tenis era su deporte?
A mí siempre me llamó la atención el tenis porque me ha gustado mucho ganar y jugar torneos. En el tenis me empezó a ir muy bien, seguí jugando y me enamoré. A los doce años decidí que era lo mío.

¿Qué opinión tiene acerca de la actitud que tuvo Serena Williams en la final del US Open?
La verdad no me pareció bien lo que hizo, porque Naomi Osaka estaba jugando muy bien y se merecía ganar la final. Hizo mucho show y luego en la rueda de prensa dijo que era un tema de racismo y sexismo y eso no venía al caso.

A propósito, ¿le gustaría ser la próxima Naomi Osaka, quien a sus 20 años ya ganó su primer grande?
Claro, es mi sueño. Primero, llegar a jugar un Grand Slam, después jugar la final y ojalá ganarlo. Así llegar a ser la número uno y estar varios años ahí.

Usted ya debutó profesionalmente este año en la Copa Claro, en Bogotá, ¿Cómo se sintió?
Fue una gran experiencia porque por primera vez me sentí parte de las profesionales.

En ese camino como profesional, ¿con qué jugadora le gustaría enfrentarse?
Te diría que Serena, pero no creo que ella siga jugando por mucho tiempo. Me encantaría jugar con Simona Halep (actual número uno).

¿Para cuándo aspira estar en un cuadro principal de un Grand Slam?
Yo quiero que sea lo más pronto posible. Ya el próximo año aspiro a jugar varios torneos a nivel profesional y de la mano de Dios espero que eso se cumpla rápidamente. Me voy a demorar lo que me deba demorar y para eso entrenaré fuerte todos los días.

Actualmente ocupa el sexto puesto del Ránking Junior de la ITF, ¿a dónde quiere llegar?
Yo quiero ser número uno del mundo Junior antes de pasarme definitivamente a la categoría profesional.

¿De los torneos que ha ganado cuál le ha emocionado más?
Los mundiales juveniles de Barranquilla (2017 y 2018), porque allá me siento como en casa y era el primer torneo importante que ganaba.

¿Cómo le va con las entrevistas?
La verdad no soy muy buena hablando. Siempre me pongo muy nerviosa, más que cuando entro a jugar (risas). Se me van las palabras y se me olvida todo lo que voy a decir, pero trato de manejarlo de la mejor manera.

Hay muchas esperanzas en María Camila Osorio e incluso se atreven a compararla con Fabiola Zuluaga...
Fabiola es una crack. Siempre voy a admirar a Fabiola por lo que hizo, pero a las comparaciones no les presto mucha atención porque quiero ser Camila Osorio y escribir mi propia historia.

¿Cómo le fue haciendo dupla con Mariana Duque en los Centroamericanos?
Me ayudó muchísimo porque ella ya es una profesional consolidada. Poder compartir con ella me permitió decirme “mira, así es como tengo que ser” y entendí cómo hacer las cosas.

¿Cuándo no encuentras las respuestas en la cancha, a quién miras en la tribuna?

A Alejandro Falla.

Desde abril entrena con él, ¿cómo se ha sentido?
Excelente. La verdad siento la mejoría y considero que cada vez juego mejor. Nos hemos llevado muy bien. y hacemos buen equipo.

¿Dónde guardas sus trofeos?¿Los ha contado?
Antes sí los contaba. Los guardo aquí en mi casa. La última vez que los conté tenía como 70 0 60, pero la verdad no sé cuántos tenga ahorita (risas).

¿Qué planea para lo que queda de temporada?
Hoy viajo a Estados Unidos, a Texas a jugar unos 25 miles. Luego regreso y voy a Argentina a jugar los Olímpicos juveniles. De ahí no sé si regreso y luego viajo a China a jugar el Master Juvenil.

¿Con cuál de los cuatro Grand Slams se queda?
Me gustaría ganar cualquiera de los cuatro. El US Open era el que menos me gustaba pero ya me enamoré porque me fue muy bien (risas).

¿Superficie que más le gusta?
No sé si es dura o arcilla. Ahora estoy jugando bien en dura y por eso te lo digo, pero arcilla también me gusta mucho.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by