economía
Adiós a Stella Hurtado, el gran ejemplo de constancia detrás de 'Rosquillas Caleñas'
Doña Stella Hurtado y su esposo Hernando Rojas en uno de los puntos de venta caliente de Rosquillas Caleñas.

Adiós a Stella Hurtado, el gran ejemplo de constancia detrás de 'Rosquillas Caleñas'

Desde hace más de 50 años, las Rosquillas Caleñas han formado parte de la idiosincrasia de la ciudad. Detrás de su buen sabor y del crecimiento de la compañía que las produce estuvo Stella Hurtado de Rojas, quien falleció el pasado 1 de junio a sus 80 años.

En 1960 doña Stella y su esposo Hernando Rojas emprendieron desde una pequeña panadería ubicada en la tradicional Calle 13, en el centro de Cali, lo que es hoy Rosquillas Caleñas.

Sin embargo, según Fernando Rojas, su hijo y gerente actual de la empresa, convertir a este en producto de exportación e insignia vallecaucana no fue tarea sencilla.

“Mis papás lo lograron porque trabajaron muy fuerte, fueron constantes y disciplinados. Además tuvieron que inyectarle tenacidad y responsabilidad al proyecto para poderlo sacar adelante y posicionarlo como un producto innovador, por eso hoy es una tradición para los habitantes de la región”, aseguró.

Los cercanos a doña Stella también afirman que no solo fue una empresaria con un marcado liderazgo, sino una persona con la capacidad de influenciar positivamente a quienes la rodeaban. 

Lea también: 'Falleció Stella Hurtado, creadora de Rosquillas Caleñas'.


Además, desde su creación, los resultados de Rosquillas Caleñas han influenciado en el desarrollo económico del sector en el que está ubicada su planta. Es decir, en la Calle 13 con Carrera 14, en ese mismo lugar donde ella y su esposo iniciaron lo que solo era un pequeño emprendimiento familiar.

Pero lo mejor de esta historia es que la señora Hurtado alcanzó el sueño de hacer de su empresa una generadora de empleo. Hasta el momento Rosquillas Caleñas cuenta con 450 empleados en la región y exporta a Estados unidos y a algunos paises europeos.

“Ella deja como legado una hermosa empresa, un gran ejemplo de trabajo y un enorme sentido social que hoy genera 150 empleos directos y 300 indirectos”, dijo María Mercedes Rojas, su hija e integrante de la junta directiva de la compañía.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, expresó que aunque no tuvo el placer de conocer a doña Stella, “sin duda el producto que posicionó en una ejemplar trayectoria de más de 50 años de trabajo y es uno de los más queridos por los caleños. Su historia es aún más meritoria, tratándose de una empresaria mujer”.

Además extendió sus “más sentidas condolencias a la familia y a los colaboradores de Rosquillas Caleñas”.

Actualmente, la empresa cuenta con nueve puntos de venta caliente y el próximo mes va a abrir dos más en Tuluá y Palmira.

En estos establecimientos que hoy se encuentran ubicados en las distintas zonas de la ciudad, se evoca a diario la forma en que doña Stella preparaba las rosquillas y luego las entregaba a sus clientes en bolsas de papel, una idea que los caleños siguen disfrutando.

Por su parte, los pequeños y medianos industriales expresaron que ella, como 'motor' de Rosquillas Caleñas, dejó un gran legado de sacrificio y amor por el Valle del Cauca, uno que seguirá perdurando.

“Mi mamá siempre se destacó por su don de gentes, humildad, sinceridad, honestidad y pragmatismo, para ella lo más importante era el arduo trabajo y absolutamente nada impedía que su negocio funcionara diariamente”, concluyó Fernando Rojas.

Reacciones de los caleños

”Que en paz descanse la señora Stella. Recuerdo cuando ella y el sr. Hernando iniciaron el producto en una pequeña panadería del Centro. Sus productos hacen parte de nuestra cultura”, Rafael Gómez.

"Mucha fortaleza para su familia. Yo le doy las gracias a doña Stella por dejarnos a los caleños ese manjar”, Mauricio Martínez.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by