familia
Detalles de la dieta que el doctor Joseph Mercola propone contra el cáncer

Detalles de la dieta que el doctor Joseph Mercola propone contra el cáncer

Durante muchos años se ha aceptado que el cáncer es causado por malformaciones genéticas y daños en los cromosomas. Pero, ¿y si el cáncer, después de todo, no fuera solo una enfermedad genética? ¿Y si se probara que, en realidad, es causado por un desbalance metabólico producto de una disfunción mitocondrial?

Eso es lo que asegura Joseph Mercola, médico osteopático, activista de la salud y miembro de diversas organizaciones de salud y nutrición en el mundo, en su libro ‘Contra el cáncer’, que propone una dieta cetogénica (alta en grasas y baja en carbohidratos) para activar los mecanismos que protegen y sanan los organismos. Ahí explica por qué casi todas las enfermedades son causadas por procesos metábolicos disfuncionales.

Con este libro, el doctor Mercola busca que se comprenda de manera fácil y accesible cómo funciona el cuerpo humano a nivel molecular y así aprender a seguir un plan de alimentación cetogénica, es decir, una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables que permitirá optimizar los procesos bioquímicos que suprimen la enfermedad y promueven la curación.

Lea también: En video: las esponjas de mar podrían ser clave en la lucha contra el cáncer

“También le diré qué alimentos comer, qué estrategias prácticas seguir y las formas de monitorear su progreso para ayudar a que la mitocondrial mejore”, añade.

El gran eje del libro es la importancia de las mitocondrias en el proceso de alimentarse, de manera que no solo ayude a bajar de peso, sino que permita sanar el metabolismo. Estas, explica el autor, son esas pequeñas fábricas de energía dentro de las células, las cuales utilizan un proceso metabólico para convertir los alimentos que consumen y el aire que respiran, en energía. Aquí, algunos consejos para lograrlo, contenidos en su libro.

1. Claridad mental

El cerebro no puede funcionar adecuadamente sin grasas saludables, pues es 60 % grasa. Así que consumirlas es crucial para una función cerebral óptima. En cambio, comer mucha azúcar y granos eventualmente lleva a un daño neuronal, en parte porque se bloquea la capacidad de la insulina, que regula las actividades celulares normales. Según investigaciones reducir el azúcar no solo previene diabetes, sino que disminuye el riesgo de Alzheimer.

2. Libre de antojos

Los alimentos procesados con aditivos químicos son extremadamente adictivos. Múltiples estudios demuestran que aumentan el ‘antojo’ que genera que siga comiendo aun cuando su cuerpo ya no necesite alimento. Para esto el doctor Mercola recomienda grasas saludables como el aguacate que permiten que el cuerpo mantenga saciado naturalmente.

3. Selecciones los antojos

Si bien, explica el experto, es bueno consumir grasas naturales para mantener saciado su organismo por más tiempo. Cuando su cuerpo envía una señal de antojo de grasa, lo más probable es que no se haya consumido lo suficiente. Es una razón para tener a la mano aceite de coco, de oliva u otras grasas saludables, que permitan de forma más sencilla consumir un par de cucharaditas.

4. A luchar con las células cancerígenas

Algunos hallazgos demuestran que cuando se eliminan de la dieta los alimentos procesados, el azúcar y los granos, es como si se disminuyera el combustible metabólico preferido de las células cancerígenas. Si ya está luchando contra el cáncer, al hacer el cambio las células sanas comenzarán a proliferar, mientras que aquellas células cancerígenas deberán luchar por sobrevivir.

5. Nueces y semillas

Las nueces y semillas son los alimentos más densos en nutrientes del planeta. Es importante elegir las que sean orgánicas, crudas y no tostadas, fritas, pasteurizadas o cubiertas de saborizantes. Las nueces se deben consumir unos cuantos gramos al día y las semillas algunas cucharadas al día.

6. No exagerar

Aunque las nueces y semillas son excelentes fuentes de nutrientes, es vital que estas no se consuman de más. Porque también son una fuente muy rica de Omega-6 y aunque este tipo de grasa es esencial para los humanos, se necesita muy poco de ellas en la dieta. Al consumir en exceso, estas ya no son saludables porque tienen un potencial efecto proinflamatorio.

7. Compras conscientes

Llene su cocina con alimentos adecuados. Tan pronto como sea posible, vaya al supermercado y compre los alimentos ideales para evitar comprar por comprar.

Hay que leer con cuidado las etiquetas y explorar para que pueda leer a consciencia las etiquetas y explorar diversas partes del supermercado. Realice una lista previa en la que se excluyan los azúcares, almidones y carbohidratos.

8. El verde es ideal

Al inicio las verduras deberán ser sus aliadas ideales en el cambio de alimentación. En su lista debe incluir: espárragos, aguacate, brócoli, coles de bruselas, coliflor, apio, pepino, champiñones, lechugas, espinaca y mezcla de hojas verdes. Luego se deberán ir incorporando la berenjena, el ajo, la cebolla, el nabo, pimientos, jitomate y calabazas, estas últimas en cantidades muy limitadas.

9. Las proteínas

Entre las carnes ideales para añadir al carrito de compras están: la carne de res, cordero, cerdo orgánicas, esta última con cantidades limitadas de tocino, aves (de preferencia orgánicas), pescados y mariscos, sardinas y anchoas (no enlatadas) y huevos, también de preferencia orgánicos.

10. Cero azúcar

Para entrenar los cuerpos en la quema de grasas y aceleración del metabolismo para sanar, es ideal reducir drásticamente el consumo de todas las formas de azúcar.

Necesitará reducir sus carbohidratos netos a 40 gramos al día. Su cuerpo necesitará al menos algunas semanas, hasta algunos meses, antes de que se adapte completamente a quemar grasa como combustible principal.

11. Ayuda de bolsillo

Un puñado de nueces de macadamia o de nogal calman el hambre muy bien y son fáciles de transportar a donde vaya. Hay que tener a la mano esos alimentos salvavidas que ayudarán en esos casos de hambre. Se deben tener guardados en varias partes como trabajo, carro y casa. Esto ayuda a evitar comer un paquete de papas.

12. Comida y apoyo

Es posible que los antojos reflejen necesidad de apoyo emocional. “Si está comiendo alimentos como consuelo, sus antojos son emocionales y físicos, y serán más difíciles de vencer. Para evitarlos, puede tomar una cucharada de aceite de coco que ayude a remplazar el brownie que se habría comido en otro momento. El reto es separar el sentimiento del deseo de comer”.

13. Regla de oro

Para determinar cuánta proteína debe comer al día se debe seguir la siguiente fórmula: Un gramo de proteína por cada kilogramo de grasa corporal magra. Esa cifra se determina cuando le resta a su peso el porcentaje de grasa corporal que tiene y esa es su grasa magra. Luego el resultado final se divide en las tres comidas del día.

14. Consejo

Si está enfrentando un cáncer agresivo (como cáncer cerebral), hay que empezar con una meta baja, entre 10 y 15 gramos de de carbohidratos. Si, por otra parte, está atravesando algunos problemas no tan graves de cáncer se debe consumir 20 carbohidratos netos al día. Este es también un buen consejo si consume medicamentos tiroideos.

15. Red de apoyo

¿Sus amigos y familiares están dispuestos a ayudarle a cocinar, comprar o darle apoyo moral? Necesita confianza para poder comprometerte y ocasionalmente necesitará del apoyo de sus seres queridos o allegados para seguir adelante. Si no tiene un apoyo fuerte, aun así puede adoptar este estilo de alimentación, pero tendrá que organizarse.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by