familia
1/1
¿Mal aliento?, consejos para no perder la pelea contra este problema

¿Mal aliento?, consejos para no perder la pelea contra este problema

El mal aliento, conocido también como halitosis, es un problema que afecta y acompleja a muchos individuos, tanto en lo personal como en lo social.

En ciertos casos es causado por mal higiene bucal, enfermedades en la cavidad oral o por problemas sistémicos en el aparato digestivo y otros. Muchas veces la persona que lo padece es la última en darse cuenta, por eso resulta importante estar atento.

Lea también: Esta es la nueva tendencia en la medicina que está en auge en el mundo

Según Jorge Enrique Martínez Duque, odontólogo especialista en odontología preventiva de Coomeva EPS, el desagradable olor que se exhala por la boca se debe principalmente a la presencia de bacterias (en el dorso de la lengua y en el surco periodontal -espacio entre la encía y el diente- ). Pues la lengua al tener una gran cantidad de papilas hace que se retengan restos de comida y desechos, que son descompuestos por unos microorganismos que se encuentran presentes en la boca, los cuales liberan unas sustancias llamadas compuestos volátiles de azufre, que causan mal aliento.

Causas

El odontólogo Jorge Martínez menciona que algunas de las causas más comunes son:

- Consumo de alimentos como el ajo y la cebolla, ya que son alimentos que provocan mal aliento transitorio.
Bebidas alcohólicas: pues producen resequedad en la boca (xerostomía).

- Enfermedades dentales como la caries o enfermedades periodontales y gingivales (problemas en las encías).

- Patologías orales como algún tipo de cáncer o tumor.

- Se puede presentar en momentos específicos del día, por ejemplo en las mañanas, muchas personas se levantan con la boca muy seca, generando mal olor.

- No tener una correcta higiene cuando se tienen aparatos de ortodoncia o prótesis.

- El consumo de carnes rojas produce mayor generación de malos olores que salen por la cavidad oral, ya que estos alimentos se fermentan por las bacterias y levaduras que están en la luz intestinal, y que en los problemas digestivos producen cambios en el ph gástrico.

Sistema digestivo y otorrinolaringológico

Wilson Caro, cirujano gastrointestinal del Centro Médico Imbanaco, comenta que algunas personas pueden presentar mal aliento si sufren de alguna patología en el sistema otorrinolaringológico como enfermedades inflamatorias o infecciosas de la laringe, senos paranasales o las amígdalas.

En el caso de la laringe hay situaciones como la generación de moco por sinusitis o la fermentación en las criptas de las amígdalas que generan la producción de malos olores en la boca. El tratamiento incluye uso de antibióticos para disminuir la población bacteriana, y en casos severos se puede necesitar manejo quirúrgico.

Por otro lado, en el sistema digestivo, se relaciona con úlceras, estreñimiento, reflujo gastroesofágico (condición causada por el ácido, que regresa desde el estómago hasta el esófago, generando una sensación de ardor en el pecho o la garganta), y desequilibrios de la flora intestinal. En este caso se debe realizar un tratamiento para equilibrar la flora con probióticos y simbióticos.

Recomendaciones

Existen algunas medidas para prevenir y disminuir los efectos de la halitosis. La especialista en rehabilitación oral Lorena López, del Centro Médico Imbanaco, junto al odontólogo Jorge Martínez y el odontólogo especialista en ortodoncia del mismo centro de salud, Germán Puerta, aconsejan:

- Cepillarse después de cada comida y nunca acostarse con los dientes sucios, ya que en la noche disminuye el flujo salival y aumenta el riesgo de caries. Recordemos que la saliva es un medio de limpieza fisiológico que tiene el cuerpo.

- Una correcta higiene bucal, incluye la limpieza mecánica de la lengua, ya sea con limpiadores especiales o con los cepillos de dientes más modernos, que traen limpiador de lengua en la parte posterior.

- Utilización de un enjuague bucal, sin alcohol.

- Consumir alimentos ricos en fibra, como la zanahoria o el apio: estos favorecen la salivación y ayudan al raspaje de la cubierta de la lengua.

- Utilizar un cepillo de cerdas suaves y visitar periódicamente a un profesional, ya que hay personas que tienen mayor tendencia a acumular cálculo dental (sarro).

- Consumir mucha agua, ya que en algunas ocasiones las personas que ingieren medicamentos como antidepresivos, que hacen mucho ejercicio o requieren hablar mucho, son más propensas a sufrir de mal aliento.

Consejos

El doctor Wilson Caro recomienda identificar el factor causante de la halitosis para ofrecer la terapia y tratamiento correspondiente.

Limpiador de lengua

Los limpiadores de lengua reducen el mal aliento y retardan la formación de la placa bacteriana.

- Suspender alimentos fermentables o que generen hiperacidez.

- Si la causa es por estreñimiento, cambiar el hábito defecatorio. Para esto lograr una dieta fragmentada, es decir, desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena, y una buena hidratación.

- Cuando se trata de enfermedades hepáticas como la diabetes y la falla renal se debe identificar correctamente la enfermedad y corregir la causa.

"Limpiar adecuadamente la lengua, reduce el
70 % de los gases que producen el mal aliento”, agrega Jorge Enrique Martínez, Odontólogo especialista en odontología preventiva de Cooemva EPS.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by