judicial
Un agente encubierto, clave para golpe a banda de microtráfico en Cali
En parques de algunos barrios del oriente de la ciudad la banda ‘Los Tinos’ vendía 300 dosis diarias de marihuana, según datos de la Policía Metropolitana de Cali.

Un agente encubierto, clave para golpe a banda de microtráfico en Cali

Un agente encubierto que logró infiltrarse en la banda delincuencial ‘Los Tinos’, señalada de cometer nueve homicidios en Cali y traficar con droga en el oriente de la ciudad, fue clave para dar con la captura de alias Crilin, de 29 años, sindicado de liderar esa organización ilegal.

Durante los seguimientos, el investigador pudo establecer los sitios de encuentro y venta de drogas que la banda tenía, principalmente, en el barrio Desepaz, oriente de Cali, sector de importancia para ‘Crilin’, porque era allí donde tenía su principal mercado de estupefacientes, que dejaba ganancias cercanas a los $10 millones semanales.

El coronel Didier Estrada, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Cali, dijo que en los operativos adelantados fueron capturadas siete personas, entre ellas ‘Crilin’, detenido en una vivienda en Palmira.

Lea también: Las recompensas con las que buscan esclarecer desapariciones y crímenes en Cali


“Además, fueron incautadas dos armas de fuego, un revólver y una pistola. Esta banda delinquía en las comunas 6, 15 y 21 y sus integrantes son sindicados de fabricación, tráfico y porte de estupefacientes y armas de fuego. Son señalados también de cometer nueve homicidios”, agregó el coronel Estrada.

Uno de los investigadores, que le siguió la pista a esta organización, afirmó que ‘Crilin’, cuyos segundos colaboradores eran alias James y Gordo Edwin, también detenidos, cambiaba constantemente de SIM-Card como forma de cuidar sus comunicaciones.

“Esta persona, además de eso, se comunicaba solo a través de mensajes de Whatsapp. Lo otro es que si, por ejemplo, llegaba a cumplir una cita en carro, del lugar luego salía en una moto, esto para no levantar sospechas. Se cambiaba de casa constantemente, por eso salió de Cali hacia Palmira a vivir en el barrio Paseo de la Italia, donde pagaba arriendo”, dijo la fuente.

Las autoridades lograron establecer, por interceptaciones a cuatro líneas telefónicas y un año de seguimientos de agente encubierto, que alias Crilin mantenía amenazados a expendedores de drogas de Desepaz y barrios aledaños para que solo vendieran su ‘marca’ de drogas.
Otro de los factores que llamó la atención de los investigadores es que algunos de los supuestos sicarios de la organización, entre ellos alias Gordo, eran cedidos a otras organizaciones ilegales para que cometieran homicidios.

“Como estas personas mantenían ‘calientes’ por todo lo que hacían, pues iban a ‘trabajar’ con otras bandas mientras podían volver a ‘Los Tinos’, donde subían otros a reemplazarlos temporalmente. Todos se encargaban de todo, es decir, un sicario también podía manejar el dinero producto de las ventas de drogas”, añadió el investigador, quien dijo que se realizaron diez allanamientos en los barrios Desepaz y Nueva Base, de Cali, y dos en Palmira.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by