medio ambiente
A partir de la próxima semana, cerrarán Playa Blanca por siete meses

A partir de la próxima semana, cerrarán Playa Blanca por siete meses

El cierre de la zona norte de Playa Blanca por siete meses es un hecho. Así lo confirmó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia, quien aseguró que esta restricción parcial se da para garantizar la anidación y el desove de las tortugas carey, especie que fue declarada en peligro de extinción.

El funcionario contó que aunque este cierre se tenía previsto para el primero de mayo, el retraso se dio porque esperan un plan de acción que pronto entregará la Fuerza Pública, teniendo en cuenta que hay personas que se oponen a la decisión ministerial. Esta restricción se hará la semana que viene e irá hasta noviembre.

"Queremos mandar un mensaje de autoridad porque aquí se han tomado medidas, la Alcaldía ha sacado decretos, al igual que Cardique, pero no han sido efectivos porque hay que movilizar toda la capacidad nacional", indicó el jefe de la cartera de Medio Ambiente.

"Por instrucciones del Presidente hablé con el general de la Policía Nacional de Colombia, Jorge Nieto; con el comandante de la Armada, el almirante Ernesto Durán; y mi viceministro estuvo aquí ambientando la medida con comunidades y con los comandantes acá en la zona", añadió.

Aunque la medida está lista, no se ha expedido porque el Ministerio espera terminar el dispositivo de la Fuerza Pública, ya que se va a acordonar la zona norte para garantizar su cierre pleno y que se inicie todo el plan de restauración.

El funcionario aseguró que hay un trabajo previo con el gobernador Dumek Turbay; con el alcalde (e), Sergio Londoño; y el director de Cardique, para que cada quien haga su parte en la aplicación de la medida.

En la zona sur

Por otro lado, en la parte sur de Playa Blanca, también se revisarán los ecosistemas aledaños para restaurarlos y se controlará la contaminación.

"Lo que queremos es apoyar a la Alcaldía, a la Dimar y a las entidades que tengan influencia en la zona para controlar el espacio público, vertimientos y manejo de residuos para que realmente esta medida se implemente y arroje resultados (...) No tenemos otra alternativa para salvar a Playa Blanca. Lo que la Alcaldía deber ir pensando es en otras zonas para que la gente pueda tener posibilidad de recreación".

El ministro dijo que el diálogo con las comunidades es una oportunidad de crecimiento, ya que si los habitantes de Barú entienden la medida se empezaría a hacer turismo de naturaleza e implementaría un sistema de pagos por servicios ambientales, que garantiza la sostenibilidad del turismo ecológico.

"Si Cardique no puede, intervendremos nosotros"

El funcionario defendió el estudio que hizo Parques Naturales Nacionales, que indica que hay que conservar el ecosistema como tal y para eso hay que ordenar el territorio, por lo que es necesario un actuar idóneo de Cardique.

"Cardique tiene que implementar parte de la medida, sobre todo porque hay unos aspectos que tienen que ver con vertimientos y tala de mangle. Si Cardique no actúa lo haremos nosotros. Otro asunto importante es que habrá controles por mar y tierra para que la medida sea efectiva", concluyó.

Lea además: Tribunal de San Andrés ordena la preservación ecosistemas en Johnny Cay

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by