mundo
La foto viral que enfrenta a Trump con el resto de mandatarios del G7 en Canadá

La foto viral que enfrenta a Trump con el resto de mandatarios del G7 en Canadá

Una fotografía del cierre de la cumbre del G7, en la que se ve a los mandatarios de los países participantes acordando el comunicado final, se volvió viral este fin de semana en redes sociales.

La foto fue difundida por el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, a través de su cuenta de twitter.

En la captura se ve al presidente estadounidense Donald Trump sentado y con los brazos cruzados y a la canciller alemana Angela Merkel de pie, con las manos apoyadas sobre una mesa, con el presidente francés Emmanuel Macron a su derecha y mirando fijamente a su homólogo norteamericano.

La foto ha generado una discusión acerca de cual de los dos tiene una posición dominante, mientras que hay consenso en la distancia que refleja la imagen entre los dos políticos.

Lea también: 'Cumbre del G7 termina sin acuerdos en comercio, cambio climático y amenaza nuclear'.

La interpretación dominante de la foto, del fotógrafo de la Oficina de Prensa del Gobierno alemán, Jesco Denzel, es que se trata de un enfrentamiento en el que Merkel trata, sin éxito, de convencer a Trump de que ceda ante el resto de los socios del G7.

La mayoría de los comentarios consideran que la posición de Trump, con los brazos cruzados, refleja una posición defensiva.

Para el exprimer ministro de Bélgica, Guy Verhofstadt, la escena parece un regaño de los mandatarios hacia Trump.

"Donald, la próxima vez que tuitees una tontería te vamos a confiscar el teléfono ¿lo entiendes?", escribió Verhofstadt con humor publicando la foto en su cuenta de Twitter.

La imagen también abrió discusiones en Twitter sobre el lenguaje corporal de los mandatarios.

Fricciones

La 44 Cumbre del G7 terminó el domingo en la localidad canadiense de La Malbaie con un "acuerdo en estar en desacuerdo" entre Estados Unidos y sus socios pero que al menos permitió, tras arduas negociaciones hasta el último minuto, consensuar una declaración conjunta.

Antes de que el viernes empezase la reunión en La Malbaie, situada unos 140 kilómetros al noreste de Quebec, pocos consideraban que la 44 Cumbre del G7 terminaría con un comunicado final consensuado por los siete socios como ha sido la tradición desde hace años.

Las diferencias de Europa, Canadá y Japón con Estados Unidos en lo referente al comercio internacional, el cambio climático y el acuerdo nuclear con Irán, parecían insalvables, especialmente por la retórica desplegada por los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y Francia, Emmanuel Macron, en Twitter.

Por eso, cuando el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el anfitrión de la reunión, compareció hoy ante la prensa internacional y declaró que "tenemos un comunicado final firmado por todos", la delegación canadiense irrumpió en aplausos.

El gozo canadiense duró poco. En una decisión inusitada, Trump renegó del acuerdo mientras volaba de Canadá hacia Singapur y dijo en Twitter que había dado órdenes a sus representantes "para no respaldar el comunicado" tras escuchar la rueda de prensa de Trudeau.

El presidente estadounidense también insultó a Trudeau, al que acusó de ser "sumiso", "deshonesto" y "débil" en la cumbre.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by