gonzalo gallo

Oasis

Las leyes espirituales son tan reales como las físicas y más poderosas.
Algo que ignoran los que corren, compran o venden en un frenesí sin espacios de paz.

Las leyes espirituales sólo son conocidas por aquellos que cuidan el alma y trascienden lo material.

Sí, existe una realidad más profunda y el sabio se consagra a desentrañar su misterio y quiere saber para qué estamos acá.

Una de esas leyes espirituales dice que todo es pasajero y, por lo mismo, no hay que apegarse a nada.

Según otra ley, todos somos uno en Dios y los opuestos existen para complementarse, no para enfrentarlos.

Los opuestos en realidad están en la mente y nuestra misión es buscar siempre la unidad en la diversidad.

La ley de la compensación o del karma es más conocida y según ella cada ser recoge siempre lo que siembra, positivo o negativo.

Pero lo que importa no es conocer las leyes, es seguirlas y centrar la vida en el amor y en el cultivo espiritual. Profundiza esta sabiduría con mi libro El sendero del espíritu.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by