columnistas

Oasis

Buena noticia: los biólogos han desarrollado un modo de manipular la genética de los mosquitos que causan la malaria.

Esto obliga a poblaciones del insecto a autodestruirse y así la malaria podría eliminarse en África dentro de dos décadas.

Un equipo del Imperial College de Londres, modificó un gen que altera el desarrollo sexual del mosco.

Las hembras se vuelven infértiles y los machos a la vez pueden propagar el gen debilitante a la progenie.

Con la técnica se equipa a los mosquitos con un impulso genético que obliga a que el gen elegido se herede a toda la descendencia.

La malaria o paludismo, es uno de los peores flagelos mundiales. En 2016, esta enfermedad infectó a 194 millones de personas tan solo en África y causó 445.000 muertes.

Noticias como esta muestran todo lo bueno que hacen los seres humanos cuando se dedican a servir.

Y esa es la misión que da sentido a la vida: que el amor nos mueva a servir y dejar un mundo mejor.

VER COMENTARIOS




Powered by