poncho rentería

El antipático Vargas-Llosa

Muchos seguidores de García Márquez juran que Vargas Llosa es un reaccionario, un derechista histérico, un ‘facho’ que ataca a la izquierda en el poder. Vargas Llosa, un culto liberal europeo, sí rechaza a los fantoches gobernantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, ese trío cómico-dramático: Ortega, Maduro y Castro, tres dictadores ordinarios. Para 387 intelectuales colombianos Vargas Llosa es antipático, les cae mal, ni lo leen, lo tratan como un frívolo escritor consentido de la ultra-derecha. A Vargas Llosa no le perdonan que rompiera con la Revolución Cubana por tener poca democracia, represión y mil presos políticos. Allí comenzó el divorcio con Don Gabo. Lo otro, el puñetazo en un teatro de México, es un asunto de vida privada o de celos que se volvió un excitante novelón y que ambos, con sabiduría nunca comentaron.
Digamos que los dos estaban enamorados de Rocío Dúrcal y por ella se agarraron y colorín colorado.

Tengo la pregunta del millón de dólares: ¿Cuál es el gran beneficio para Colombia extraditando a USA al exguerrillero ‘Santrich’? No lo veo, no lo sé ni deseo que sea económico. Esa pregunta me la hizo mi amigo catalán, Jordi Amat, que vino de Barcelona a la Feria del Libro. Como la pregunta tenía siete filos, la pensé y respondí: “Esa extradición nos traería broncas con exfarcos y exguerrillos, mejor aplazarla, si a ‘Santrich’ lo envían preso a la cárcel de Valledupar no se hunde el país ni se burla a la Justicia”. Si la aplazan dos años, nos evitamos tormentas. Un penalista exigente dice que el alucinado Marlon Marín, dirigido con sabiduría por la DEA, engañó a ‘Santrich’ pero la exportación de los 10.000 kilos de coca no se realizó, que hubo intento, no delito. Punto.

Cuatro literatos veteranos opinaron que Juan Esteban Constaín es un fenómeno como escritor e historiador. Y fuimos a oírle su charla con Vargas LLosa, antier en Bogotá, Teatro Gaitán. Bravo: hubo lleno completo. Los dos charlaron 97 minutos sobre ‘el placer de leer’ y lo contaron con genialidad. Constaín y Vargas Llosa fueron aplaudidos y contaron que leyeron poesía, que aman a Borges, a Flaubert, al genio Shakespeare, a Mutis, Carpentier, a Marcel Proust. Su charla fue refrescante, sensacional, tanto que los 987 asistentes olvidamos la campaña electoral. ‘El hombre que no era jueves’, de Juan Esteban Constaín, novela elogiada por la crítica en España y Buenos Aires. Y lo mejor: Juan Esteban es cocinero lúcido, futbolero, rockero, burlan chapista y papá a sus 39 años de tres bellas y pequeñas niñas. Punto.

Hoy los brujos dicen que sobrado gana Duque seguido por Petro, esperemos. O “El que diga Uribe”. Grave caos hay en Nariño y el Catatumbo donde abunda la dinamita. Hoy regálense tarde televisiva: Real Madrid y el Bayern. Olvídense de Duque, Uribe, Santos y Petro, vean los goles del iluminado James y el príncipe Ronaldo, los nuevos aristócratas.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by