rudolf hommes

Esperar a ver

Algunos medios y los equipos de propaganda del Centro Democrático quisieran que ya estuviera todo consumado y se posesionara Iván Duque por aclamación, basados en los resultados de las encuestas de esta semana que le dan al candidato de la derecha más del 40 por ciento de la intención de voto. Ya están diciendo que nos ahorremos los $250.000 millones que cuesta la segunda vuelta, y los lentejos de todos los partidos le están haciendo cola a Duque para quedar en la lista de receptores de la mermelada.

La realidad no es tan sencilla. Si sumamos la intención de voto de Duque, Vargas y Viviane Morales, la derecha tiene entre el 51 y el 53 por ciento de la votación a su favor. Petro y los de centroizquierda tienen del 42 al 43 por ciento. Mas de la mitad de esta intención de voto esta con Petro. Pero si se unen Fajardo y de la Calle, probablemente lo alcancen y ojalá lo superen. Vargas o Viviane no parecen tener el menor chance en la derecha, pero los votos de ellos no necesariamente se van todos para donde Duque, y es posible que ellos mismos decidan mas tarde adherirse a una alianza de centro. Cualquiera de esos posibles escenarios lleva a pensar que los votos de la derecha no van a ser muy superiores a los de la izquierda y el centro sumados.

Parece que el candidato de la derecha va a ser Iván Duque. Pero las cosas no se han resuelto en los otros bandos. De acuerdo con estas encuestas, el que podría pasar a la segunda vuelta sería Petro, pero si esto sucede, la gran mayoría del voto se movería en la segunda vuelta a favor de Duque por miedo. Si se unen de la Calle y Fajardo, con seguridad harían un mejor papel en la segunda vuelta. Entraría a jugar a favor de ellos otra aprensión que esta latente: A la gente no solamente le preocupa que Petro trate de perpetuarse en la presidencia si lo eligen; también le inquieta que si gana Duque el que podría querer atornillarse sería Uribe. Estos temores pueden favorecer a la alianza de Fajardo y de la Calle, en la primera vuelta por el miedo a Petro, y en la segunda por el miedo a Uribe.

De aquí a junio pueden suceder muchas cosas. Lo primero que tiene que resolverse es si de la Calle y Fajardo son capaces de converger. Siendo ambos inteligentes y responsables, no se puede suponer que le van a entregar en bandeja a Duque la presidencia, pero se pueden enredar en los detalles de la alianza y en el mecanismo que se escoja para seleccionar al que se retire. Como están las cosas, las encuestas le dan ventaja a Fajardo y eso facilitaría el acuerdo porque él tiene la oportunidad de arriesgarse un poco más. Al fin y al cabo, tiene que haber aprendido que por no haber accedido a la consulta este mes, no tienen eso resuelto y le han dado innecesariamente una ventaja a Duque.

También es posible que Vargas surja de sus cenizas y que con la mermelada que le queda a Santos, el apoyo de la maquinaria y el clientelismo y la plata de los cacaos le gane la batalla a Duque en la primera vuelta, o pase a segunda vuelta si Fajardo y de la Calle no se unen. Otro escenario que es muy improbable, pero se debe contemplar es que Petro decida ser el López Pumarejo de su generación, y espere cuatro años para llegar a la presidencia como hizo López previendo una feroz oposición de los conservadores. ¡Esperar a ver!

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by