molino de papel

De Unasur a Prosur

Unasur, la Unión de Naciones Suramericanas, estuvo condenada al fracaso desde sus inicios.

Sus males comenzaron en el mismo momento en que el entonces presidente del Brasil Lula Da Silva, con el apoyo desde Venezuela de Hugo Chávez, impulsó la creación del organismo multilateral con la intención de hacer un frente para fortalecer las ideologías de izquierda que en ese momento se imponían en varios países de la región, y para ir en contra de los Estados Unidos.

Bastaron pocos años para que sucediera lo obvio: la realidad política de Suramérica cambió y su costoso aparato burocrático quedó en entredicho.

Ahora el presidente Iván Duque, que en octubre pasado anunció el retiro de Colombia, propone crear a Prosur, una nueva unión que en apariencia será técnico y no participará de las tendencias ideológicas que caracterizaron a Unasur.

De nuevo se evidencia la división entre los gobiernos que se mantienen en la línea del socialismo siglo XXI, Bolivia y Venezuela en concreto, y los que respaldan la democracia y las libertades, que son la inmensa mayoría.

SI bien las intenciones del Mandatario colombiano son buenas, hay que preguntarse si su propuesta no llevará a una separación más profunda e innecesaria entre los países de la región, o si se justifica su creación cuando están vigentes el Mercosur, la Comunidad Andina, la Alianza del Pacífico y la misma OEA.

De poco servirá crear otro organismo multilateral mientras no se logre una Suramérica unida.

VER COMENTARIOS




Powered by