política
1/3
¿Qué instituciones necesita el país?, el análisis de tres expertos

¿Qué instituciones necesita el país?, el análisis de tres expertos

La organización Consorcio Ciudadano lideró un evento de reflexión sobre las orientaciones políticas y jurídicas que deben regir a Colombia.  Aquí, algunas conclusiones a cargo de Hernando Yepes Arcila, expresidente del CNE y exconstituyente; Pedro Medellín Torres, politólogo y columnista; y Gustavo Zafra Roldán, abogado y exconstituyente.

"La Constitución se inspira en combatir la corrupción"
Hernando Yepes Arcila

Hernando Yepes Arcila, expresidente del CNE y exconstituyente.

Colprensa

¿Qué hacer para mejorar el desempeño de la justicia, dado que el Congreso no ha demostrado capacidad para enfrentar ese reto?

Primero, una reforma estructural a fondo, sistemática, que considere todas las variables reducidas en el funcionamiento de una rama del poder público...
Lo otro es una revisión a fondo de la tarea de las universidades en la formación de juristas; que se concienticen de que están entregándole al país profesionales capaces desde el punto de vista técnico, pero no gente muy confiable desde el punto de vista ético y moral.

¿Cree que los departamentos deberían unirse en regiones de manera efectiva para justificar su existencia, ante la prelación fiscal que la Constitución le asigna a los municipios?

No, el Departamento tiene una misión dentro del esquema de descentralización que no puede ser transferida a otros órganos, pero sí procuraría el cumplimiento de la promesa constitucional de regionalización para la adopción de decisiones de planeación regional, que supere los límites de las competencias territoriales.

¿Se debería pensar en un régimen parlamentario, prevalente en Europa Occidental, o prefiere el presidencial, establecido en EE. UU.?

El régimen presidencial todavía ofrece posibilidades, si se le rectifican sus razones de mal funcionamiento, pero el cambio no supone solo la modificación normativa de esta o aquella estructura, se necesita condicionamientos sociopolíticos que en nuestro caso no se dan. Por eso, a pesar de haber sido proponente en el Partido Conservador y hacer un trabajo con su bancada parlamentaria en el 89, no diría que los problemas se arreglan cambiando de un régimen a otro, habría que empezar por sentar las bases del funcionamiento real de partidos, condicionamiento sin el cual un régimen parlamentario o semiparlamentario no puede funcionar.

¿La Constitución ofrece herramientas para derrotar la corrupción?


Sí, la Constitución tiene esquemas y elementos normativos muy decisivos, inspirados en el propósito de hacer retroceder la corrupción desde el 91, pero la tendencia es a considerar que con modificar los preceptos se cambian las realidades sociales. La Constitución es inspirada en el combate contra la corrupción, basta dejarla funcionar, respetarla, mantenerla en su integridad, pero complementándola con aquello que es imprescindible porque expresa la voluntad colectiva de que la corrupción se acabe y eso es tarea de partidos, medios, instituciones y colegios.

"Soy un convencido del régimen parlamentario"
Pedro Medellín Torres

Pedro Medellín Torres, politólogo y columnista.

Colprensa

¿Qué se requiere para que los partidos políticos sean el único vehículo para la financiación de campañas?

La financiación estatal de las campañas se plantea como una opción para detener la corrupción. Creo que es un mecanismo viable y válido que los partidos sean financiados en su totalidad por el Estado y que las campañas políticas sean provenientes de recursos públicos y se prohíba la participación de agentes privados en su financiación.

¿Cómo construir confianza en partidos políticos en el Siglo XXI?

Un elemento clave de los partidos políticos es su función deliberativa, agrupan gente entorno a una idea, los representa y es el canal de comunicación o intermediario como sociedad ante el Estado... Hoy no representan a nadie, por eso la gente perdió la confianza y en los países en donde hay regímenes presidenciales, donde la deliberación es lo más importante, los partidos políticos juegan un papel de mediadores... Un elemento clave podría ser el paso a un régimen parlamentario. En el régimen presidencial es muy difícil pensar en partidos políticos serios.

¿Cree que la democracia colombiana ha fallado al no lograr que lo público mejore la distribución del ingreso?

El tema es que en Colombia la función pública se ha desarrollado con criterios privados y lo que ha hecho la gente en el ejercicio del gobierno es privilegiar sus intereses y los intereses de su grupo político y por eso ha terminado todo bloqueado. Creo que nunca ha habido una intención en el Gobierno de lograr que el Estado haga una redistribución del ingreso. El Partido Liberal logró algunas cosas con las reformas del 36, el 52 y el 58, pero no más. Ese tema es una deuda de los partidos y de la democracia colombiana.

¿Qué cambios en el diseño del Estado recomienda para que los colombianos puedan confiar en sus instituciones políticas?


Soy un convencido del régimen parlamentario, me parece que es importante porque, a diferencia de los regímenes presidenciales, cuando hay crisis en los primeros, esta crisis llega a los gobiernos pero nunca se convierte en una crisis de Estado, porque en un régimen parlamentario el Jefe de Estado es distinto del Jefe de Gobierno, y en ese sentido, cuando hay crisis de Gobierno, lo que pasa es que el Gobierno se cae y la economía y la economía sigue funcionando. En cambio, en un régimen presidencial, cuando hay crisis, la crisis golpea al Jefe de Gobierno y al Jefe del Estado y lo que era de Gobierno se convierte en crisis de Estado.

"Autonomía regional se quedó a mitad de camino"
Gustavo Zafra Roldán

Gustavo Zafra Roldán, abogado y exconstituyente.

Archivo de El País

¿Cómo mejorar el desempeño de la justicia, dado que el Congreso parece no tener capacidad para enfrentarlo?

El desempeño de la justicia tiene factores negativos, como la excesiva litigiosidad de los abogados, que tienen congestionado el sistema judicial con muchas demandas temerarias. Lo segundo, es que las Cortes no tienen autorregulación en las cuestiones que cada una trata y por eso se dan los llamados choques de trenes. Y, pese a la falta del Congreso en cumplir con el desarrollo de la Constitución, les ha tocado a ellas casi que salir a llenar el vacío que la omisión del Congreso ha causado en derechos fundamentales.

¿Considera que la autonomía regional de hoy corresponde a las expectativas de 1991?


La autonomía de departamentos y municipios se quedó a mitad de camino, por los problemas de crisis fiscales donde los ministros de Hacienda ahorran a costa de los derechos económicos de departamentos, distritos y municipios, que han terminado haciendo el ahorro fiscal. Tenemos un Gobierno Nacional ‘gastón’, pasándole la cuenta de cobro de sus gastos a sus hermanos menores: distritos, departamentos, municipios y regiones.

¿Cree conveniente la existencia de la Procuraduría General de la Nación?


En un estado como Estados Unidos solo un organismo llamado Secretaría de Justicia hace lo que en Colombia hacen cuatro instituciones: el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, el Secretario de Justicia y la Fiscalía. Estados Unidos tiene 320 millones de habitantes y nosotros 48 millones. Hagan la reflexión.

¿Piensa que la Constitución Nacional ofrece hoy las herramientas necesarias para derrotar la corrupción?


Creo que la Constitución Nacional ofrece las herramientas necesarias para combatir la corrupción porque el problema de la corrupción no es solo de normas, es un problema de cultura y de educación. Si uno logra que en Colombia haya maestros calificados más que policías, soldados y Fuerza Pública, comenzaríamos a cambiar. Un país que tiene 400.000 personas en la Fuerza Pública frente a 300.000 maestros tiene que hacerse la pregunta de qué está haciendo.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by