zona diamante
La crítica situación de Telecomunicaciones de Emcali: ¿cuáles son las soluciones?
Emcali necesita al menos 50 millones de dólares para aumentar en un 20 % la cobertura geográfica de las redes de telecomunicaciones de fibra óptica en la capital del Valle.

La crítica situación de Telecomunicaciones de Emcali: ¿cuáles son las soluciones?

Cada hora que marca el reloj el negocio de Telecomunicaciones de Emcali -Telco-, el cual se encarga de la televisión, el internet y los teléfonos, pierde $16 millones. En todo el 2018 esta cifra alcanzó los $140.000 millones.

Esta situación tiene al borde del precipicio a toda Emcali, incluidos los componentes de Energía y Acueducto, y no es exageración. Según el gerente de la compañía, Gustavo Jaramillo, cinco años de vida tendría la empresa si persisten estas cifras.

“Si no tomamos decisiones hoy con Telco, en 5 años los caleños no van a tener agua ni energía de Emcali porque Telco se lo llevará todo”, advierte Jaramillo, aclarando que pese a ello, hoy, la Empresa de Servicios Públicos de Cali, está bien financieramente y genera, al año, utilidades de $179.000 millones.

Un componente enfermo

Los motivos de los males de Telco están sobrediagnosticados: la compañía no es competitiva y día a día pierde más terreno; además, cada año, en nómina se destinan $100.000 millones para 600 empleados, cuando la compañía necesita solo 300 trabajadores.


El atraso tecnológico es tal que el 95% de la red de Telco en Cali está conformada de alambres de cobre, el 4% de fibra óptica y el 1 de enlace radial. Es decir, el internet y la televisión está llegando a través de cables de teléfonos de hace 30 años. En contraposición, un competidor de Emcali invirtió el año pasado en la ciudad 50 millones de dólares en redes de fibra óptica.

Esta situación ha llevado a que Emcali solo pueda ofrecer 5 megas de internet mientras los competidores disponen de 25 megas. “Es como competir con un Renault 4 engallado, con motor nuevo, pero tu contrincante es un Fórmula 1”, sostiene Jaramillo.

El otro lastre que carga Telco es su carga laboral y prestacional, una empresa donde laboran 600 personas, pero que en realidad y tras un estudio de carga laboral solo necesita 300.

Lea también: 'Emcali frena a los operadores que se 'pegan' ilegalmente a sus postes'.

“No se toman decisiones al interior de la empresa”: Concejo
Quizá, el mayor cuestionamiento que se le hace a esta Alcaldía, es que no ha definido qué hacer con telecomunicaciones de Emcali: si hay que venderlo, separarlo de los otros dos componentes para que no los arrastre con sus pérdidas, buscar un socio estratégico o liquidarla.

Lo cierto, es que desde hace 10 años se ha intentado implementar varias soluciones, pero ya sea por falta de determinación de la Alcaldía o el Concejo o por presiones de los sindicatos de la compañía no se llevan a cabo.

El Gobierno Nacional también tiene una alta cuota de responsabilidad ya que durante la intervención de Emcali (entre el 2000 y 2013), Telco comenzó a perder dinero y clientes. Cuando recibió la compañía tenía 600.000 suscriptores, al entregarla de nuevo al Municipio eran cerca de 400.000.

“El único problema de Telco y de Emcali no son solo las prebendas de los sindicatos y sus trabajadores, hay muchas dudas de por qué esta gerencia no toma decisiones dentro de la empresa”, asegura Fernando Tamayo, presidente del Concejo de Cali.

Para Gustavo Moreno Montalvo, exasesor de Emcali, antes que la intervención de la empresa, el punto de partida para buscar soluciones al futuro de Telecomunicaciones es definir estrategias, procesos y estructura organizacional para el nuevo negocio.

“El problema más serio quizá son las protecciones laborales derivadas de la convención colectiva de los trabajadores de Emcali y la pésima gestión a lo largo de los casi cincuenta años transcurridos desde la politización de la empresa, lo que ha hecho imposible construir nuevos negocios, y los intentos por vincular capital privado o vender la unidad han fallado por pecado de distintos actores”, explica.

Para este experto, la intervención de la empresa por parte la Superintendencia de Servicios Públicos destruyó valor, en forma masiva e irresponsable, de la compañía.

“Arreglar Emcali es necesario para la ciudad, y mientras no se enfrente el reto en forma adecuada será muy difícil para la unidad de telecomunicaciones sobrevivir, consolidarse y prosperar”, concluye.

1

peso invertido en acueducto de Emcali se triplica, pero en Telco cada peso invertido se pierde 2 veces.
250.000
clientes en telefonía, 100.000 en internet y 15.000 en televisión tiene actualmente Emcali. En el 2010 la cifra de clientes de Telco ascendía a 600.000.

Las soluciones

Cuando se le pregunta al gerente de Emcali, Gustavo Jaramillo, ¿Por qué no ha tomado decisiones entorno al futuro de Telco?, el funcionario responde que desde el año pasado, cuando se formuló el plan estratégico de la empresa, se están perfilando alternativas.


“El estudio de cargas labores arrojó que Telco tenía que transformarse en una unidad de Tics -tecnologías de la información- y que tenía mucho personal por lo que hay que reubicar 287 de los 600 trabajadores que tiene Telco a los otros componentes (Agua y Energía). No queríamos hacer las cosas atropelladamente, por eso buscamos acuerdos con los sindicatos para hacer la reubicación de estas personas. También, se buscará reducir la sedes de telecomunicaciones de 25 a 5 para disminuir costos”, asevera.

Jaramillo sostiene que los sindicatos están en contra de los traslados de los empleados, por lo que espera una fuerte oposición en los próximos meses, pero asegura que se dará la ‘pela’ política. “Yo vengo del sector privado, no tengo nada que perder”.

“En este semestre realizaremos el traslado del personal de telecomunicaciones a las otras unidades estratégicas. A esto se han opuesto los sindicatos, pero es una necesidad”, dice.

Jaramillo agrega que Emcali, en algunas decisiones, está totalmente mediada por las organizaciones sindicales. “Es por eso que en el 2018 no entró de lleno la implementación del plan estratégico”.

Es importante decir que el alcalde Maurice Armitage le dio participación a dos miembros de los sindicatos en la Junta Directiva de Emcali, con el propósito de “jugar sin trampas y con las cartas sobre la mesa”, dijo en su momento el Mandatario.

Otros aspecto en la que asegura Jaramillo han avanzado es en la conmutación pensional. En otras palabras, que Emcali no siga manejando las pensiones de los trabajadores sino que lo haga Colpensiones.

“Uno de los objetivos es dejar de generar pérdidas en Telco, creo que con eso muchas empresas van a querer asociarse con ella”, sostiene.

No obstante, el gerente de Emcali precisa que otras opciones son escindir Telco (separarla de Agua y Alcantarillado) para así venderla. “Estamos validando las alternativas jurídicas y financieras... Así sea que perdiendo ganemos, en este momento no se puede seguir perdiendo $140.000 millones al año, eso es la tapa”.

Otra opción, comenta Jaramillo es reducir Telco a su mínima expresión o vender los clientes a otro operador, “son opciones a considerar. Esto no tiene intenciones políticas, ni comerciales, ni estamos buscando darle esto a un privado, lo único que queremos garantizar a los caleños es que tengan empresa de Energía y Acueducto en el futuro”, concluye.

El Gerente General enfatizó que: “Todas las cifras y posibilidades que estoy dando son proyecciones y no han sido presentadas ni aprobadas en la junta directiva. Una vez aprobadas por la junta, las llevaremos a cabo”.

-$20.000
millones de pesos es el ebitda (la capacidad de generar valor) de Telco.
$15.000

millones de pesos es la inversión que hará este año Emcali en su componente de telecomunicaciones.
$140.000
millones perdió Telco en el 2018, en el 2017 fueron $90.000 millones

Cronología de la crisis

1990: Emcali tiene el monopolio del negocio de la telefonía fija en Cali con 600.000 clientes.

1994: Empieza a operar la telefonía celular en Colombia. 

1995 –1996: Emcali presta el servicio de Internet en Cali junto con seis operadores.

2000: La compañía es intervenida por el Gobierno Nacional.

2002: El número de celulares en Cali sobrepasa a los teléfonos fijos.

2007: A pesar del mercado el componente de Telecomunicaciones aún reporta utilidades.

2008: Ante la crisis de telecomunicaciones de Emcali, el alcalde de esa época, Sabas Ramiro Tafur, busca separar el componente de los otros dos (Acueducto y Energía) a través de un proyecto de acuerdo que presentó ante el Concejo de Cali.

Tras presiones políticas desde el cabildo, en un año electoral, la iniciativa es retirada.

2009: Emcali intensifica la lucha por llevar a los hogares televisión, teléfono e Internet. Además, adelanta una consultaría para la puesta en marcha de reestructuración de la empresa. El Concejo aprueba un socio estratégico para capitalizar Telco. La entonces gerente de Emcali, Susana Correa, dice que un grupo mexicano está interesa- do en el negocio pero se retiran al conocer la carga prestacional.

2013: La Nación, tras 13 años de intervención, entrega Emcali al Municipio de Cali. Uno de los tres requisitos es que el componente de Telecomunicaciones sea separado de los otros dos. Hasta la fecha esto no ha sucedido. 

2016: Emcali realiza un nuevo estudio para conocer las alternativas del futuro de Telco pero no se toman decisiones.

2017 -2018: Univalle realiza un nuevo plan de salvamento para Emcali.

En cifras gruesas del Gerente de Emcali, el ebitda (la capacidad de generar valor) del componente de Energía es $158.000 millones, de Acueducto de $278.000 millones y el de Telco es de -$20.000 millones.

¿Y el cable submarino?

Durante la pasada Alcaldía, Emcali adquirió, hasta el año 2025, un cable submarino de internet que costó 21 millones de dólares, cuyo propósito era mejorar la velocidad de conexión y disponibilidad de banda ancha en la región.

“Hoy, tener el cable submarino nos permite tener internet a la cuarta parte de lo que costaría traer el servicio de algunos de los cables del Caribe. Si Emcali no tuviera el cable tendría que pagar 8 dólares por cada mega que baja de Cali y hoy le está costando 2 dólares”.

No obstante, y ante la escasa red de fibra óptica en Cali no se ha podido explotar como se esperaba.

Lea aquí: '¿Qué tan buen negocio fue el cable submarino para Emcali?, esto dice el Concejo'.

En palabras del gerente Gustavo Jaramillo: “Para explicar un poco el caso del cable submarino en Cali es como imaginarse una autopista de 20 carriles para llegar a la casa, pero cuando se acerca al barrio se divide en 5 carriles y cuando llegas a tu cuadra se convierte en una vía peatonal. La red de cobre de Cali es la vía peatonal, esa es la realidad de nuestra red de telecomunicaciones en la ciudad”.

Emcali necesita al menos 50 millones de dólares para aumentar en un 20 % la cobertura geográfica de las redes de telecomunicaciones de fibra óptica en la capital del Valle.

Sindicatos rechazan traslado de empleados

El pasado viernes, el Sindicato de las Empresas Municipales de Emcali, Sintraemcali, y la Unión Sindical de Emcali, que aglutinan al 99% de los trabajadores de la empresa, emitieron un comunicado tras las declaraciones de Alcalde de Cali y el gerente de Emcali.

“Es falso que los derechos laborales y convencionales de los trabajadores de Emcali son las causas de la actual situación financiera de Emcali. En los últimos años la élite empresarial y política ha utilizado el mismo señalamiento para privatizar el componente y beneficiar a particulares”, reza el comunicado.

Y agrega: “ No estamos dispuestos a dejarnos chantajear , para entregar nuestra estabilidad laboral, ni nuestras conquistas laborales, exigimos a la Administración que cumpla con el Plan de Salvamento de Cali”.

De igual manera, el comunicado dejó en claro que no permitirán el traslado masivo de trabajadores a otras áreas. “Ya que no es solución al problema, siendo evidente que esta decisión administrativa es equivocada, pues afecta la estructura interna de la empresa”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by