zona diamante
Los aciertos y errores de Iván Duque en sus primeros 100 días de Gobierno

Los aciertos y errores de Iván Duque en sus primeros 100 días de Gobierno

Aciertos 

Independencia 

Para Mauricio Jaramillo, politólogo de la Universidad del Rosario, uno de los aciertos del Presidente en estos cien días de Gobierno ha sido demostrar independencia frente a su partido, el Centro Democrático. “Se especulaba muchísimo que él iba a estar sometido a Álvaro Uribe, a Ernesto Macías y hasta ahora me parece que en varios temas se ha desmarcado, por ejemplo, en el de la Consulta Anticorrupción”.

Discurso conciliador

Ha tenido un tono conciliador desde su discurso de posesión, señala el abogado y director del Departamento de Ciencia Jurídica y Política de la Universidad Javeriana Cali, Francesco Zappala. Es decir, envía el mensaje que su Gobierno no busca revanchas, no tiene odios. “Él, desde el discurso, ha demostrado esa intención”.

Además, resalta Zappala, ha estado presente en los asuntos importantes, como en la mesa de concertación del salario mínimo.

Tomar las banderas de la Consulta Anticorrupción

“Haber tomado las banderas de la lucha anticorrupción, haber tomado la lucha de la consulta fallida y haber sentado a la misma mesa a Farc y al Centro Democrático, claros antagónicos de la política nacional” es uno de los aspectos positivos del Presidente que resalta el analista político Ancízar Marroquín. Concitó el interés de todos los partidos que mandaron sus representantes, añade. “Eso fue muy bueno para enviar mensajes positivos y para los titulares de prensa. La gente piensa: algo empezó a hacer”.

Postura frente a Venezuela e inmigrantes del vecino país

Ha sido clara la posición del Mandatario con relación a Venezuela, en opinión del abogado y analista político de la Universidad Libre Óscar Castelblanco Beltrán, puesto que Duque, dice, ha hecho un esfuerzo muy grande por poner la situación de ese país de cara al mundo, por buscar ayuda para poder asistir a los inmigrantes de esa nación que han llegado a nuestro territorio.

Lea también: Iván Duque propone eliminar ley de garantías en elecciones presidenciales

Jaramillo coincide con él y señala que ha habido una labor inteligente del Presidente para llamar a la solidaridad a la comunidad internacional y demostrar que esta no es una dinámica que depende solo de Colombia.

Respeto al Acuerdo de Paz y posición frente al ELN

En cuanto a las Farc, indica Jaramillo, ha sido inteligente en no modificar en el fondo los Acuerdos de Paz y respetar a grandes líneas lo que hizo el Gobierno pasado.

Su acierto es que, efectivamente, expresa Marroquín, él no va a hacer trizas los Acuerdos sino que hará algunos ajustes.

Y es positivo también, en opinión de Marroquín y de Castelblanco, que Duque esté cumpliendo con lo que prometió: que no se siga la mesa de diálogo con el ELN hasta cuanto esta guerrilla deje de secuestrar, extorsionar y poner voladuras en la infraestructura petrolera.

Diálogos regionales

Es un acierto que haya empezado con entusiasmo sus diálogos regionales, a través de sus Talleres Construyendo País, manifiesta Marroquín, pues escucha las expectativas de la gente, sus necesidades y reclamos.

Prohibir el consumo de dosis de droga personal en lugares públicos
El docente Francesco Zappala considera que para un sector importante de la sociedad, dentro del que se encuentran las personas que eligieron al Presidente, es un acierto la expedición del decreto que penaliza el consumo de la dosis de droga personal en lugares públicos.

Propiciar estabilidad de los mercados

Haber empezado el Gobierno de manera prudente es bueno, señala Marroquín, tomando decisiones, que, aunque no son de fondo, sí llaman a la estabilidad. Eso hace que los mercados estén tranquilos, que no haya sobresaltos. “No se ve que quiera tomar medidas locas ni drásticas, ni nada de ese tipo de cosas”.

Anuncio de bajar impuestos a las empresas

Disminuirles la carga impositiva a las empresas, señala Castelblanco, es la parte positiva de la reforma tributaria, ya que de esta forma ellas pueden ser generadoras de más empleo formal en el país.

Mensaje de mano dura

Según Castelblanco, Duque ha intentando enviar un mensaje de mano dura con el lema ‘el que la hace la paga’ y ha tomado medidas concretas como la de enviar alrededor de 8000 hombres al Catatumbo, una de las zonas más conflictivas del país. Ha tratado de ponerle coto a la delincuencia, dice el docente, “pero, obviamente, los problemas de bandas criminales y narcotráfico, no se solucionan de un día para otro”.

Desaciertos 

Nombramientos desgastantes

Hacer nombramientos polémicos, especialmente por conflictos de intereses, como el del Ministro de Hacienda o los directores de Fedepalma y la Dian. “Nombramientos muy criticados que le han restado legitimidad al discurso de transparencia que él tanto promovió”, señala el politólogo Mauricio Jaramillo.

Se ha dado la pela con designaaciones que han causado un desgaste innecesario, añade Marroquín y pone de presente también el caso del ministro Carrasquilla, y el de Francisco Santos como embajador de Colombia en Estados Unidos, entre otros.

Ley de financiamiento

El analista Zappala ve como negativa la Ley de Financiamiento, una reforma, comenta, que ni siquiera el mismo partido de él ha considerado oportuna, ya que no es el momento político ni económico para hacerlo.
Similar apreciación tiene Jaramillo, que dice que es un desacierto todo el tema de la reforma tributaria, especialmente el IVA a productos sensibles de la canasta familiar, pues se golpeará a los sectores más vulnerables de la sociedad colombiana.

Relación con Farc y estancamiento con el ELN

Para el politólogo Marroquín es negativo el descontento expresado por los exmilitantes de las Farc y de sus dirigentes, que insisten en que el Gobierno Nacional no ha cumplido con lo que se les había prometido y que, por lo tanto, hay una desbandada de los espacios territoriales de quienes habían demostrado su voluntad de pertenecer a la vida civil porque se han ido a bandas criminales y a hacer parte de las líneas del narcotráfico y de la extorsión en las regiones.

A Jaramillo le parece preocupante que no se haya avanzado con el ELN; que no haya un esquema de diálogo ni escogencia de veedores internacionales, sino que existan solo rumores sobre representantes de Cuba y de España.

No tomar en serio el servicio diplomático

El Presidente, comenta Marroquín, no se ha tomado con seriedad el servicio exterior y por eso es que él y el Canciller han tenido que salir a apagar incendios, a callarles la boca a funcionarios y al Embajador de EE. UU. y decirles que no están autorizados a hablar en nombre del Gobierno sin ser autorizados, y eso es una vergüenza.

Otro Jefe de Estado, dice, le hubiera pedido la renuncia al actual Embajador en EE. UU. “porque no puede meter la pata de esa manera”, recordando el escándalo surgido por una respuesta belicista que dio Santos, sugiriendo una intervención militar en Venezuela.

No hay verdaderas acciones contra la corrupción

Según opinión de Marroquín, el Presidente no tiene una propuesta concreta contra la corrupción, no tiene un plan. “Lo máximo que hizo fue llamar a todos los partidos a hacer un frente sobre este flagelo. ¿Y en ese momento quién iba a decir que no? ¿Pero a la hora del té, cuáles son las acciones? ¿Cuál es el programa? ¿Cuáles son las metas? ¡No hay!”, expresa de manera contundente.

Plan contra inseguridad es nulo

Asimismo, Marroquín se pregunta y se responde: ¿Dónde está la propuesta de lucha contra la inseguridad? ¡No hay nada! Y las regiones llenas de extorsión, de criminalidad, de robos, de delincuencia organizada, y nada se dice. Seguramente dirán desde el Gobierno que se está elaborando un programa y que lo van a divulgar en el Plan de Desarrollo. ¿Y mientras tanto?, cuestiona Marroquín. “Un plan de choque para luchar contra la inseguridad no lo hay. Eso es preocupante”.

Inexperiencia

La inexperiencia de Duque es evidente al intentar premiar o dar prebendas políticas casi obligatorias a los grandes gamonales regionales y locales con los que tuvo acuerdos políticos, que pueden coptarlo, es decir, convertirlo en una persona útil para ellos, entonces, dice Zappala, es probable que esa inexperiencia política lo haga caer en ‘la boca del león’.

Coalición de Gobierno es débil

La coalición de Gobierno es débil, está ligada por la necesidad, resalta Zappala, no por criterios políticos, sino momentáneos, de ahí que en cualquier momento se puede venir a menos y convertiría a Colombia en una nación ingobernable, porque el sistema presidencial necesita del Congreso de la República.

No hay una política clara

Según el politólogo Óscar Castelblanco no se ha visto una política clara del Gobierno que quiere ejercer Iván Duque. No es aún radical con las posiciones en políticas públicas con las que quiere diseñar su mandatao. Todavía genera mucha incertidumbre sobre qué es lo que pretende y para dónde va.

VER COMENTARIOS




Powered by